C\España, 6
29640 Fuengirola, Málaga
Dirección Estanco Luque Fuengirola
952 47 41 79 Número de Teléfono Estanco Luque Fuengirola
40 aniversario - Estanco Luque Estanco Luque Estanco Luque Estanco Luque
¡Estamos de celebración!
40 años de experiencia ofreciendo la máxima calidad.
Disponemos de gran variedad de tabacos
¡Encontrará la marca que buscabas!
Cohibas, Montecristo, Partagás, Farias...
Marcas nacionales y extranjeras
Vinoteca, Regalos
No todo es tabaco, venga y descubrálo!

EL TABACO | LA CATA 1 2 3 4 | LA CONSERVACIÓN Y EL AÑEJAMIENTO | COMPRA DE TABACO

Estanco Luque - Estanco en Fuengirola

Teniendo en cuenta que el cigarro puro es un frágil producto artesanal compuesto por hojas secas de tabaco enrrolladas, es lógico entender que los factores ambientales afecten mucho a su aspecto, aroma y sabor; el mayor enemigo del optimo disfrute de un cigarro es la sequedad ambiental, y como consecuencia la perdida de su humedad interior. Para que conserve el 13% de humedad interior, en el exterior debe haber una humedad relativa del aire de un 70%; por ello debemos reproducir este parámetro en la cava de puros; un cigarro seco, arde muy rapido y el humo que percibimos en la boca es ardiente y agresivo. Pero una humedad excesiva, por encima del 80% afecta de forma negativa al cigarro, pues, asociado a temperaturas por encima de 17 ºC, se desarrollan las colonias del moho blanco, fácil de quitar pero que si persisten le confiere al cigarro un olor de humedad y moho desagradable.
Por ello, hay que airear continuamente la cava de puros, para evitar el exceso de humedad , así como evitar que el vapor de agua frío (nunca caliente), caiga directamente en las cajas de los puros. La elevada humedad en el cigarro tiene un efecto desastroso en el tiro del cigarro, pues hace que por mucho que aspiremos no llegue el humo a la boca.
La temperatura es el segundo factor clave de conservación; por encima de los 25 ºC, empiezan a desarrollarse las colonias de moho blanco en la superficie del cigarro, si la humedad es alta ; pero existe un problema mayor con las altas temperaturas que es la carcoma del tabaco, un insecto que en los cigarros mal fumigados deja sus larvas y que eclosionan por encima de esta temperatura; la laxioderma serricorne, es una voraz polilla que horada los cigarros, excavando túneles en su interior , y que al poseer alas , se difunde con gran rapidez, afectando a todos los cigarros que estén juntos.
El único remedio eficaz contra el ataque de este insecto, es el aplicado en las fábricas, que utilizan un gas inodoro para matar las larvas dentro del cigarro; pero que no se comercializa para el público; otro tratamiento que realizan también es poner los cigarros en una cámara , congelándolos por debajo de los 10ºC, durante una semana, que hace que estallen las larvas. Esto se puede aplicar a nivel casero envolviendo los cigarros afectados en una bolsa de plástico y dejándolo en el congelador durante una semana, para después descongelarlos dentro de la nevera durante un día más; el inconveniente que presenta este método es que si descongelan con rapidez, en el proceso de contracción y expansión del cuerpo del cigarro se rasgan algunas capas, afeando su presentación.
Otro enemigo del puro es la luz, que si encide directamentesobre el cigarro, en especial los rayos solares , decoloran el color de la capa, volviéndola pálida, blanquecina, marcando mucho los nercios y perdiendo su sedosidad al tacto. Por ello la luz dentro de la cava de puros , debe ser de poca intensidad, y que no incremente el calor.
Dentro de la cava evitaremos los olores fuertes, que pueden llegar a absorver los cigarros, pues tras la fermentación de la hoja, éstos adquieren su capacidad higroscópica, es decir absorven humedad y olores de la atmósfera, responsable del concepto de elemento vivo y en continua evolución del cigarro. El único aroma beneficioso para el puro es la madera de cedro. Esta aporta un aroma dulce y suave de madera , a la vez que al ser muy porosa, permite que respire el cigarro dentro de la caja(si no está barnizada), y además al absorver cierta humedad, hace una función reguladora de ésta dentro de la caja, el humidor y la cava.

EL AÑEJAMIENTO DE LOS CIGARROS
Un cigarro puro en las condiciones óptimas de conservación puede ganar calidad y evolucionar durante al menos diez años, y se puede fumar hasta los 15.
Durante este tiempo, el puro pierde nicotina y fortaleza, las hojas de la tripa mezclan completamente sus aromas y sabores, siendo cada vez más homogéneos, así como los aromas potentes del cigarro se suavizan, transformándose en notas sútiles y elegantes;las capas de los cigarros se oscurecen y exudan una sustancia aceitosa, que les da una apriencia de pintados y un tacto sedoso; el tiro del cigarro mejora, pues el añejamiento asienta el posible exceso de humedad.